Planeta Grinberg: "Que las miradas se correspondan con los gestos, los anhelos con la imaginación y los sueños con la verdad."

A días del primer aniversario del vuelo eterno de Miguel Grinberg, escritor, poeta, periodista, historiador del rock argentino, pensador, activista y fundador de la ecología social en Argentina.

Pospandemia 19/02/2023 Naturaleza de Derechos Naturaleza de Derechos

Image39

Miguel Grinberg (es) un ser multifacético. Escritor, poeta, periodista, historiador del rock argentino, pensador, activista y fundador de la ecología social en Argentina. (Es) Licenciado en Sistemas del Centro de Estudios Integrativos de la Universidad de Nueva York.  Docente en la cátedra de Ecología en TEA (Taller Escuela Agencia) y Profesor de Periodismo Ambiental en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata y Universidad Nacional de San Martín Provincia de Buenos Aires. Porteño nacido en la Buenos Aires del 37, de la misma que partió hacia la eternidad un año atrás.

Un ser inspirador de muchas generaciones a través del pensamiento holisitico y la propuesta de una perspectiva econcéntrica de la vida.

En los años 60 formó parte de la Nueva Solidaridad, de la cual fue cofundador. Un movimiento contracultural americano de poetas y escritores  donde confluyeron exponentes de la Generación Beat y de las nuevas corrientes latinoamericanas de entonces. Escritores como Julio Cortázar, Henry Miller, Roque Dalton, y los críticos de arte Jorge Romero Brest, Aldo Pellegrini y Rafael Squirru apoyaron el movimiento.

La Nueva Solidaridad tal como la describe Valeria Manzano en Fraternalmente Americanos (Ver Pospandemia 3, página 244) fue una iniciativa creada  y cimentada en una red de revistas, cartas  y encuentros, como el que tuvo lugar en Ciudad de México en febrero de 1964. Los escritores de Nueva Solidaridad propusieron la construcción de lazos de fraternidad interamericanas y, desde una perspectiva “neo-humanista”, convocaron a las “conciencias despiertas” de las Américas a debatir los sentidos de una revolución que creían ya estaba en marcha y concebían como dual, colectiva y subjetiva. 

También en la misma década, Miguel Grinberg fue un motivador para que el rock argentino se escribiera en castellano acompañando las noches de zapada en el bar La Perla de Once en la Ciudad de Buenos Aires, con músicos como Moris,  Javier Martínez, Litto Nebbia y Tanguito. 

Con el tiempo Grinberg sería el principal historiador de esa música que escuchó y ayudó a nacer.  Esa veta la desarrolló en un programa de radio en los inicios de la democracia en el año 1984 en la amplitud modulada de Radio del Plata de lunes a viernes a las 12, 30 del mediodía. Ya en el año 1997 había escrito el libro “Como Vino la Mano” donde cuenta con detalles los inicios del rock vernáculo. Fue un gran amigo de todos los músicos y bandas de la primera y segunda camada del rock argentino, y muy principalmente de Luis Alberto Spinetta, a quien ayudó en la producción del histórico recital del músico de Bajo Belgrano en el año 1973 en el Teatro Astral, en la presentación del incunable disco de Artaud.

En la radio, Grinberg, ya había incursionado en el año 1982 con El Son Progresivo que durante 20 años estuvo al aire en Radio Municipal de la Ciudad de Buenos Aires. Luego en la década del 90 haría otro gran programa en la Radio de la Universidad Nacional de La Plata llamado La Vida. Luego desde el 93 hasta al 2000 haría la producción y llevaría la conducción diaria del programa  Ecoscopio en Fm Cultura en la Ciudad de Buenos Aires. Hasta hace poco tiempo atrás tuvo su columna de Ecología en Radio Nacional de Buenos Aires, en la cual también produjo el programa Rock que me hiciste bien. Desde el año 2015  comenzó el programa Grinberg x Grinberg el cual versa sobre toda su obra literarias, historias vividas y anécdotas.

En el periodismo gráfico, Grinberg tuvo un derrotero de revistas simbólicas que transcendieron en el tiempo, de las cuales fue su creador, editor y director. La primera fue Eco Contemporáneo que versaba sobre cultura, sociedad y poesia en pleno apogeo de la Nueva Solidaridad. Se publicó entre los años 1961 y 1969 y era codirigida con  el escritor Antonio Dal Masseto. 

Image46

Luego vendría la transcendental Mutantia. Una revista de pensamiento contracultural, holístico y  ecologista que se publicó desde el año 1980 hasta el año 1987. Muchos de los textos seleccionados y referenciados en Mutantia sobre el desarrollo capitalista y sus consecuencias nefastas, avizoraban el colapso sanitario que la humanidad vive hoy en primera persona. También desde Mutantia se daba la voz a los pueblos originarios, alertaba sobre los peligros de los agrotóxico y ya se mencionaba la necesidad del decrecimiento y se activaba por el desarme nuclear.  

Desde la revista Mutantia, Miguel Grinberg promovió durante los años 1982/87 el funcionamiento de la Multiversidad de Buenos Aires, iniciativa no gubernamental dedicada a las prácticas pedagógicas independientes, un adelanto de lo que después serian las cátedras libres en las universidades y los bachilleratos populares.

Grinberg también desarrollaría el periodismo gráfico como secretario de redacción de la revista Panorama y el Diario la Opinión. Colaboró para la revista Caras y Caretas en el año 1982 y en la Revista Cantarock, desde mediados a fines de la década del 80.

En su carrera como activista ecológico, Grinberg es reconocido como una de las primeras personas promotoras y divulgadoras de la Ecologia Social en la Argentina, proponiendo desde sus programas de radios, la docencia y publicaciones una reconciliación con la naturaleza. A su vez, fue cofundador de la Red Nacional de Acción Ecologista (Argentina, 1986) espacio colectivo que reúne a organizaciones ambientalistas de toda la Argentina.  

Image62

También formó parte en la elaboración del Pacto de Acción Ecosocial de América Latina, en Chile, en el año 1989.

Asistió a la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro, en el año 1992, como integrante del Centro de Enlace para el Medio Ambiente Internacional de Nairobi (ELCI, Kenya) y único redactor latinoamericano del Programa Ya Wananchi, y a su vez como miembro de la RENACE (Red Nacional de Acción Ecologista).

En materia Ecológica Grinberg escribió varios libros. Ecología Vivencial. Bs. As.: Agedit (1988). Introducción a la Ecología Social. Bahía Blanca: Fundación Senda (1991). Ecología Cotidiana. Bs. As.: Planeta (1995). Ecofalacias. Bs. As.: Ed. Galerna (2000). Decrecer con equidad - Nuevo paradigma civilizatorio. Bs. As.: Editorial Ciccus (2011).

También su bibliografía comprende libros sobre pensamiento holístico y espiritualismo, de rock, poesía, biográficos y vivencias. América Hora Cero (poemas) (1965), La Nueva Revolución Norteamericana (1968) Ciénagas (poemas) (1974), Marcuse y la Sociedad Carnívora  (1975), La Generación de la Paz (1984) La Generación "V". La insurrección contracultural de los años 60. (2004) Evocando a Gombrowicz.(2004) Ken Wilber y la psicología integral (2005) El poder de la oración.(2005) Celebración de la vida intensa.(2006) Somos la gente que estábamos esperando. (2006) Ternura: deleite supremo (2008). Como vino la Mano (2008). Poesía y Libertad (2010). Apasionados por el Rock. Bs. As. (2010). Poesía y Poetizar (2010). Nuestro Futuro Indómito. Bs. As. (2013). Memoria de los ritos paralelos.(2014) Una vida hermosa. Luis Alberto Spinetta (2015). Un mar de metales hirvientes - Crónicas de la resistencia musical en tiempos totalitarios (1975-1980). Forman parte de ese listado bibliográfico.

A su curriculum vitae, Grinberg suma su increíble cargo de Gerente de los sellos cinematográficos Columbia Pictures y la 20th Century Fox en la Argentina en los años 80. Los viajes corporativos de entonces, le permitieron vincularse con las cuestiones ecológicas que desarrollaría y difundiría en Mutantia.

Este año se estrenó un documental “Satori Sur” con la dirección de Federico Rotstein y la  música de Juan Raviol que trata sobre la vida Grinberg con entrevistas a amigos y cercanos que interactuaban en red con Grinberg y al mismo Miguel capturando y registrando encuentros, recuerdos, viajes, anédoctas de una persona que ayudó a pensar, despertar e inspiró a una generación, enseñando, alertando  y avizorando el futuro que ya llegó, tal cual como está sucediendo sino se cambiaba el rumbo. Grinberg tenía razón.  Satori Sur se puede ver gratis en Cine.ar.

Image8980989065

Pero a la vez, Grinberg se permitió soñar un planeta distinto, a partir de un cambio social transformador donde el decrecimiento, la construcciones de redes basadas en la fraternidad,  solidaridad, la educación holística y ecocéntrica y los acuerdos por consenso más allá de los rituales formales de las democracias, sean una constante de la cotidianidad para una vida hermosa, a la que no le falte la poesía y el rock. 

Una Revolución de los Corazones tal como lo editariolizó en una de las Mutantias de los 80: “Mas acá del silencio bulle una convicción, el ritmo que genera las mejores visiones de la especie, el canto, la nítida constelación de las vivencias. Es apenas el inicio de una marcha diferente que no reconoce otro horizonte excepto la sinceridad. Por cierto que no se trata de mover montañas: bastantes cosas se han movido de lugar en nuestro mundo para seguir con semejante transgresión. En cambio hay un fervor particular para que cada cual halle su sitio, para que los gestos se correspondan con las miradas, los anhelos con la imaginación, los sueños con la verdad.”

Gracias Maestro !

----------------------------

Image58

Imaaage54

Imaaage54768

Ima88990ge51

Ima89ge59

La raíz etimológica Oikos, del griego, que quiere decir “morada”, sirve para crear tanto la ciencia ecológica como la palabra ecuménico, que es la morada universal dentro de la cual pueden convivir todas las religiones. El grueso de la gente sufre una suerte de mutilación espiritual; es decir, está convencida de que el poder adquisitivo exacerbado es la vía para llegar a triunfar en la vida. Vamos a tener que seguir padeciendo algunos tsunamis y algunas otras catástrofes análogas para darnos cuenta que, como decían algunos indios norteamericanos, el dinero no se puede comer. “Somos una lámpara para encender, no un recipiente para llenar” Por Isha Escribano. 1 de Marzo de 2019. Indramantras.

Los diarios, radios o TV existen a partir de actos reflejos basados en sucesos coyunturales, no en asuntos estructurales. Van siempre en la cola de los grandes advenimientos, a los que siempre llegan tarde. Hoy existe una “masa crítica” de hombres y mujeres que poco a poco van trasladando esa percepción a su vida cotidiana y al lugar donde viven y trabajan. No es un evento espectacular, sino una mutación espiritual sutil. Que anima redes de intercambio y estímulo a través de la Internet. Día de la Tierra: Miguel Grinberg avizora una "mutación espiritual sutil". 22 de Abril 2012. Comunicación Ambiental.

Dos cosas ocurrieron durante las dos décadas recientes. Una ha sido un bloqueo sistemático del avance de la problemática ambiental dentro de la estructura de Naciones Unidas, promovido por Estados Unidos y China. Y por un bloque de Corporaciones Transnacionales inserto en la estructura de la ONU mediante una alianza llamada Global Compact (Pacto Global) que impulsó el ex Secretario General Kofi Annan en combinación con los magnates del Foro Económico Mundial (Davos). Los fracasos de las tres últimas Conferencias de Partes del Convenio Marco sobre Cambio Climático (Cancún, Copenhague y Durban) son un claro indicativo de tal intencionalidad paralizante. Al mismo tiempo, hubo una novedad fuera de la ONU: se expandió en los países andinos una visión naturalista sobre el “buen vivir”, opuesta al materialismo de la sociedad de consumo y aplicada a la revalorización de los bienes naturales del hombre y el planeta. El concepto básico de este movimiento eco-social se basa en la doctrina del Sumak Kawsay quechua, también expresado por el Suma Qamaña aymara y el Kümen Mongen mapuche. Día de la Tierra: Miguel Grinberg avizora una "mutación espiritual sutil". 22 de Abril 2012. Comunicación Ambiental.

Image64

En febrero de 1964, mientras Jack Kerouac vivía recluido en una casa de Long Island, cuidando a su anciana madre (tal como se lo había prometido a su padre cuando éste agonizó en sus brazos en 1946), la epopeya de la “generación beat” ya pertenecía al pasado. Un tambor diferente agitaba a Norteamérica: la beatlemanía tomaba al país por asalto, la nueva bohemia descubría la poesía del joven trovador Bob Dylan, en muchas grandes ciudades se consolidaba la rebelión de los negros racialmente segregados, en el sudeste de Asia se incubaba la guerra de Vietnam, mientras en San Francisco y Nueva York emergían pacíficos melenudos llamados hippies.

Yo había entablado amistad epistolar con los escritores beat en 1959 y llegué a Manhattan en ese preciso momento, después de protagonizar en México la “nueva solidaridad”, una confluencia de jóvenes poetas de las Américas, entre los que aparecían Ernesto Cardenal de Nicaragua (futuro ministro de cultura de la revolución sandinista) y Gonzalo Arango, pilar del Movimiento Nadaísta de Colombia. Kerouac bajaba ocasionalmente a Nueva York y criticó con dureza mi iniciativa fundacional, exclamando:

“No se puede organizar la poesía!” Algunos años después comprobé que él tenía razón.

En esos días, ya muchos amigos locales lo evitaban porque bebía desenfrenadamente y en los bares que él visitaba casi siempre todo desembocaba en bataholas, trompadas y ocasionales arrestos por desorden. Solamente el poeta negro LeRoi Jones le seguía el ritmo, y chupaban hasta que los empujaban a la vereda. Cansado de vivir sitiado por incesantes oleadas de pelilargos psicodélicos de la generación pre-Woodstock que peregrinaban hasta su umbral, mudó el domicilio familiar lejos, a la Florida. Diría: “El grupo beat se dispersó a comienzos de los 60. Cada uno siguió su camino, y éste es mi camino: la vida hogareña, como al comienzo, con una excursión de vez en cuando a los bares locales.”

La vida hedonista e itinerante que había retratado En el camino y en otras diez novelas alucinadas (de las cuales la mejor es La vanidad de los Duluoz) exaltó durante cuatro décadas a decenas de miles de lectores comunes y figuras del rock que admitieron haber sido impactados por su prosa espontánea: Dylan (claro está), Jim Morrison, David Bowie, Janis Joplin, Patti Smith, Frank Zappa, Jerry García de The Grateful Dead, Pete Townshend de The Who, David Byrne y The Talking Heads. Tom Waits. No fue causa del azar que en 1982, el grupo de rock progresivo King Crimson incluyera en su álbum Beat un tema-homenaje titulado “Neal and Jack and me”. El verso inicial expresaba: “Soy ruedas, soy ruedas en movimiento. Soy una coupé studebaker 1952. Soy ruedas. Soy ruedas en movimiento. Soy una coupé starlite 1952... en ruta... los subterráneos.”

Para llegar en auto al tope de los acantilados de Big Sur, California, tuve que atravesar un denso manto de nubes, al volante del Triumph de mi amiga Sheri. Abajo rugía el océano Pacífico. Con seguridad, de vez en cuando el alma de Jack Kerouac sobrevuela ese abismo misterioso y recita su haiku sobre la vida fugaz.

Rock & Eternidad. Beat Days, por Miguel Grinberg (Galerna)

Lo más visto
ImRRRRRRage4

El agua como un derecho humano y un bien de la naturaleza.

Naturaleza de Derechos
Publicaciones 25/03/2024

Naturaleza de Derechos cumple 15 años de praxis jurídica en defensa del agua en Argentina como un derecho humano y un bien de la naturaleza, presentando un trabajo recopilatorio de las decisiones judiciales y administrativas resultantes de esa práctica tribunalicia.

Image9FFFFF

Pueblos Fumigados de la Argentina rechazan el Paquete del Veneno.

Naturaleza de Derechos
Información 11/04/2024

Asambleas, Comunidades y Organizaciones de los Pueblos Fumigados de la Argentina rechazan las medidas anunciadas por el Ministerio de Economía de la Nación que benefician al Agronegocio estimulando y promoviendo el mayor uso de Agrotóxicos en el Sistema Agroalimentario local.

Imageeewe18

El Plato Fumigado.

Naturaleza de Derechos
Información 13/04/2024

Se viene la actualización en el mes de Mayo 2024, con los resultados de los controles oficiales del SENASA - entre los años 2020 y 2022 - sobre residuos de agrotóxicos en los alimentos de consumo en la Argentina.

Suscríbete al boletín para recibir periódicamente las novedades en tu email

Naturaleza de Derechos