Lobos : Un caso emblemático de auto-organización social ante los impactos del agronegocio.

Un conjunto de organizaciones, asambleas y personas se auto-convocaron y realizaron un monitoreo de matrices ambientales en la localidad de Lobos (Bs. As) en relación a los agrotóxicos ante la desidia y anomia estatal.

Información 26/05/2021 Naturaleza de Derechos Naturaleza de Derechos

Image150

Lobos, es una hermosa ciudad que se encuentra en la provincia de Buenos Aires y cuenta con una laguna que es ícono del territorio bonaerense. Lamentablemente desde hace 25 años la agricultura de Lobos que durante décadas tenía una base agrícola ganadera, quedó subsumida al designio de las políticas estatales que habilitaron sin debate democrático el modelo del agronegocio, el que con sus insumos externos (organismos genéticamente modificados, fertilizantes sintéticos y agrotóxicos) fue rápidamente invadiendo y homogeneizando la agricultura en toda la cuenca del Glifosato que recorre la mitad del país, y en el mismo Lobos. 

En 1989 la agricultura de Lobos comprendía 48 mil hectáreas, y se distribuía equitativamente en 6 cultivos extensivos: Avena, Trigo, Lino, Girasol, Maíz y Soja.  Al 2016, la situación es muy distinta, la agricultura acapara más de 86 mil hectáreas y la distribución de los cultivos tiene el predominio del cultivo soja con el 60 % seguido por un poco más del 20 % en Maíz y un 15 % distribuido en proporciones iguales de Cebada Cervecera, Avena y Trigo.

Image149

Considerando los parámetros del uso de 13 litros kilos por agrotóxicos por hectárea - subestimados- que surge de una investigación de datos e información realizada por Naturaleza de Derechos (1), dado que no existen datos oficiales del Estado, y las corporaciones del agronegocio los ocultan deliberadamente; en Lobos se utilizan actualmente por año entre 1 millón y 1.12 millón de litros kilos de agrotóxicos, aproximadamente. 

En base a la información técnica disponible (generada y reconocida por el propio agronegocio), según la cual entre el 70 y 80 % de las sustancias químicas que se aplican en las fumigaciones, no va al objetivo de las fumigaciones, sino que es material que queda como residuo – peligroso – en el ambiente: la cantidad de 750/800 mil litros kilos aproximadamente de agrotóxicos, es la entidad – tangible - del problema socioambiental que en Lobos representa y provoca el agronegocio. 

Si bien en Lobos, está vigente una ordenanza municipal del año 1995 que lo declara un municipio libre de plaguicidas prohibiéndolos, el Concejo Deliberante – no obstante - tiene en evaluación la ordenanza para regular el uso de los mismos, ante la iniciativa interesada de la Sociedad Rural, con el apoyo de los sectores concentrados agroindustriales, desde CASAFE, CIAFA y hasta productores agroindustriales que pretenden que se fumigue a metros de las viviendas y escuelas rurales, relamiéndose con volver a sembrar soja transgénica hasta en las banquinas de las rutas y límites de los pueblos y establecimientos educativos en zonas rurales, motivados en el repunte vigoroso del precio del monocultivo en los mercados internacionales, sin importar, ni reconocer, ni asumir la responsabilidad por las externalidades que los agrotóxicos generan en el ambiente y en salud de la población. 

Por ello, la sociedad civil se auto-organizó y también presentó un proyecto de ordenanza, recordándoles a los integrantes del Concejo Deliberante que está vigente una ordenanza local que prohíbe los agrotóxicos y que por lo tanto hay un incumplimiento manifiesto del Estado y de los sectores agroindustriales. 

El Concejo Deliberante convocó a un proceso de audiencias públicas que se celebraron en el último trimestre del año 2020. Ahí se pudo ver la negación cínica del sector agroindustrial que con las exposiciones de personas autoinvocadas como especialistas, pero que en realidad presentan serios conflictos de intereses, insistió en la sostenibilidad ambiental del modelo agronegocio bajo la entelequia argumental de las buenas prácticas agrícolas, cuando está harto demostrado científicamente todo lo contrario. 

Del lado de las organizaciones y asambleas socioambientales de Lobos, precisamente se presentaron las voces de especialistas en las distintas materias (salud, derecho y agricultura) que no presentaron ningún conflicto de intereses y expusieron información científica disponible y datos crudos que dan cuenta que el modelo agroindustrial es insostenible ambientalmente e inconstitucional jurídicamente. Pero la Sociedad Civil, no se quedó ahí.

Dado el nivel de desinformación y cinismo de quienes se presentaron como especialistas en materia de agricultura – del lado del agronegocio -desconociendo la dinámica que tienen los agrotóxicos al ser liberados al ambiente; las asambleas y organizaciones socioambientales de Lobos se autoorganizaron y de modo autogestivo decidieron hacer un relevamiento ambiental ajustado a un presupuesto modesto pero digno que se constituyó con los aportes voluntarios de la población tras una campaña comunitaria de recaudación. 

Luego se contó con el acompañamiento de la ciencia estatal, de la mano del INTA-Balcarce que realizó una medición de presencia de agrotóxicos de uso actual en el modelo agroindustrial; no de los que se mencionan actualmente en la legislación (Código Alimentario Argentino) y que forman parte de los controles oficiales del Estado (cuando se hacen en el agua), pero que fueron prohibidos en el año 1990, y por lo tanto no son de uso en la agricultura y consecuentemente no aparecen como residuos, dando lugar a la falsa argumentación que el modelo agroindustrial es una actividad inocua y segura. Cada vez que se buscan en el agua los agrotóxicos de uso actual en la agricultura, se encuentran. Lo sabemos por la causa judicial de Pergamino y por los centenares de trabajos científicos realizados por la ciencia argentina. Y lo más grave de todo es que los resultados dan cuenta que las cantidades cuantificadas en las aguas, tanto subterráneas como superficiales, por ejemplo, las hacen no apta para el consumo humano o peligrosas para la biota acuática si consideramos los mejores parámetros de seguridad y calidad que existen en la actualidad atendiendo el principio precautorio. 

Si bien la información del relevamiento no tiene nada para festejar, se celebra la acción de la sociedad civil auto organizada de Lobos, porque es la expresión fiel del ejercicio de una democracia comunitaria contrahegemónica que emerge en cada territorio contra los extractivismos (en este caso el agronegocio) y los vicios y la crisis de representativad que atraviesan los estamentos institucionales de las democracias formales propensos a priorizar como regla los intereses económicos de las corporaciones y de sectores concentrados, por encima, del interés y bien común. 

 Image152

Los relevamientos ambientales sobre los impactos ambientales de los agrotóxicos – como el realizado en Lobos - arrojan datos crudos de los mismos que son invisibilizados por la ciencia corporativa y organismos oficiales. Por lo tanto representan una herramienta fundamental ante la afrenta argumental del agronegocio, que en tiempos de pospandemia y en cara a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, insiste en un modelo agroindustrial con un lavado de cara bajo la falacia de la optimización de los métodos o agricultura de precisión, y que lamentablemente encuentra eco en el Estado, en todos sus niveles.  
 La acción comunitaria y autogestiva de Lobos es un ejemplo a seguir y replicar en cada pueblo fumigado en Argentina. Por eso sería interesante que las decenas de fundaciones y ongs extranjeras – no filantrópicas – que financian proyectos o programas, tengan presente para sus futuros presupuestos considerar direccionar sus aportes priorizando el apoyo económico a iniciativas populares y comunitarias como las realizadas por la sociedad civil de Lobos. 

En sentido contrario, la postulación falaz de la BPAs, no cuenta ni con licencia social ni aval del conocimiento científico independiente ni respaldo de los organismos internacionales de derechos humanos, como las Relatorías de Derecho a la Alimentación y Desechos Peligrosos y Derechos Humanos de la ONU, que fueron contundentes en su informe del año 2017, ante el Consejo de Derechos Humanos de dicho organismo, al señalar que el modelo agroindustrial viola derechos humanos fundamentales y debe ser abandonado definitivamente. 

 Image154

--------------------- 

DETALLES DEL RELEVAMIENTO. LOBOS (PROVINCIA DE BUENOS AIRES) - Comunicado de las asambleas y organizaciones de Lobos. 19 de Mayo 2021. 

RESULTADOS DEL MONITOREO AMBIENTAL PARA LA DETECCIÓN DE AGROQUÍMICOS PLAGUICIDAS EN EL PARTIDO DE LOBOS 

Buenas tardes, gracias por acompañarnos en este anuncio tan importante para todos los habitantes de Lobos. Hemos finalizado la primera etapa del estudio comunitario ambiental elaborado con el apoyo del Laboratorio de Plaguicidas del INTA Balcarce, a cargo de la Dra. Virginia Aparicio y con la ayuda de muchísimos vecinos. 

Queremos comunicar que los resultados obtenidos son alarmantes. Encontramos contaminación por plaguicidas en toda la zona urbana y rural de Lobos, en el agua corriente, en el suelo de nuestros jardines y plazas, en el aire, en el agua de lluvia, y en nuestros cursos de agua y nuestra laguna. 

Este estudio demuestra la amplia distribución en el ambiente de Lobos de los diferentes plaguicidas utilizados por una forma de agricultura que depende de insumos químicos y de semillas modificadas genéticamente. 

Los resultados de esta primera etapa del estudio ponen en evidencia el transporte de los plaguicidas y su impacto por fuera de los campos de cultivo donde se utilizan. La deriva o desplazamiento de plaguicidas en forma de gotas, partículas secas y/o vapores genera:

Contaminación del agua de consumo humano: Encontramos 11 plaguicidas en aguas subterráneas a diferentes profundidades, incluso las utilizadas por las estaciones de bombeo municipales (a 50 m de profundidad). Para que entendamos la gravedad de esta situación tomemos como ejemplo uno de los herbicidas encontrados, el 2, 4 D. En la bomba 19, perteneciente a la red de agua corriente de Lobos encontramos niveles del herbicida 2 4 D, que están 45 veces por arriba de lo aceptado por la Unión Europea que es la referencia tomada por el INTA en estos casos.

También genera contaminación del agua de lluvia: En el informe se registra el hallazgo de 10 plaguicidas en la muestra de agua de lluvia tomada en la plaza principal de Lobos el 8 de abril. Nos llueven en la cabeza herbicidas e insecticidas, las mayores concentraciones fueron de Atrazina, Fipronil y otra vez 2 4 D. Se tomaron muestras además en los árboles cercanos para medir el impacto de estas aguas y vapores contaminados en el material vegetal y nos encontramos para nuestra sorpresa con 6 plaguicidas a pesar de que esperábamos encontrar 1 o 2. 

Hablemos ahora de la Contaminación de los suelos en los espacios verdes de uso público, las plazas y los sectores recreativos de escuelas: Tomamos muestras en la Escuela N 3 de Chacras y en la plaza 1810. Allí también encontramos 5 plaguicidas. Debajo de los juegos de la Escuela N°3 registramos importantes cantidades de glifosato y también en la plaza principal de Lobos. 

Y por último, contaminación de los arroyos y canales que llevan agua y sedimentos a nuestra querida Laguna de Lobos. En estos cursos de agua encontramos 12 plaguicidas debido posiblemente al lavado de los campos de cultivo durante los eventos de lluvia, y en los sedimentos también encontramos 7 plaguicidas mayormente glifosato, 2 4D y clorpirifos. 

 ¿Cómo pueden afectar a la salud de nuestra población las sustancias encontradas en las muestras? 

Tanto la Atrazina como el 2,4 D y el glifosato encontrados en casi todas las muestras en cantidades alarmantes son considerados disruptores endocrinos o sea que pueden provocar enfermedades de la glándula tiroides y de otras glándulas del sistema endócrino, Además muchas de las sustancias encontradas son probables causantes de cáncer en humanos. 

Existen estudios científicos muy confiables tanto a nivel nacional como internacional que demuestran los impactos nocivos de los plaguicidas hallados en Lobos. 

Es nuestra obligación alertar sobre estas cuestiones para prevenir los daños que pueden ocasionar en la salud la exposición crónica a estas dosis de plaguicidas presentes en el agua de consumo. Debemos poner en alerta a las autoridades municipales, para que actualicen las normativas, monitoreen sistemáticamente el impacto en la salud de la población y en el ambiente, y tomen medidas que aseguren la protección de los acuíferos de los cuales se extrae el agua que abastece a la ciudad.

Para concluir: 

Hay evidencias que certifican que alejar las pulverizaciones y reducir las cantidades aplicadas disminuyen los residuos en el ambiente con el paso de los años. Estamos a tiempo aún de revertir esta situación en la medida en que actuemos responsablemente y con celeridad. Esta es una alerta grave que, tanto las autoridades como la ciudadanía, tenemos la responsabilidad de escuchar. Por nosotros y por las futuras generaciones. Hay que actuar rápido. Alejar estas sustancias de las zonas afectadas y bajar la cantidad de aplicaciones. Debemos darle continuidad a estos estudios para monitorear el impacto de nuestras acciones. Lobos está contaminado con plaguicidas. Tenemos las pruebas científicas frente a nuestros ojos. La buena noticia es que aún estamos a tiempo de hacer algo para cuidar nuestra tierra, nuestra salud y la de nuestros hijas e hijos. 

Algunas aclaraciones metodológicas: Los resultados de laboratorio son públicos, y están a disposición de la comunidad y fueron financiados de manera colaborativa y auditados por decenas de vecinos. Queremos señalar que en esta primera etapa del estudio se tomaron 13 muestras. Se seleccionaron los lugares más representativos de la diversidad ambiental del Partido. Dejamos disponible para todos el anexo documental con el detalle del informe. Y por último, nos hemos comunicado formalmente y previo a esta conferencia de prensa con las autoridades, especialmente con el Consejo Deliberante. Dejamos a su disposición los datos y toda la información del estudio y nos ponemos al servicio junto con todos los especialistas de las distintas organizaciones para analizarlos en detalle y profundizar este trabajo. Continuaremos colaborando con la Comisión de Protección del Medio Ambiente, tal como se acordó en diciembre del año pasado. 

Imweerage155

-----------------------------

sddfgSe ordena entrega de bidones de agua potable por contaminación con agrotóxicos y arsénico.

Te puede interesar
Image9FFFFF

Pueblos Fumigados de la Argentina rechazan el Paquete del Veneno.

Naturaleza de Derechos
Información 11/04/2024

Asambleas, Comunidades y Organizaciones de los Pueblos Fumigados de la Argentina rechazan las medidas anunciadas por el Ministerio de Economía de la Nación que benefician al Agronegocio estimulando y promoviendo el mayor uso de Agrotóxicos en el Sistema Agroalimentario local.

Lo más visto
Image298

Mapa de los Agrotóxicos que forman parte de la dieta alimentaria diaria en Argentina.

Naturaleza de Derechos
Información 03/05/2024

Referencias sobre los 83 agrótoxicos detectados en frutas, hortalizas, verduras, cereales y oleaginosas en los controles del SENASA entre los años 2020 y 2022 en los mercados concentradores y puntos de comercialización en toda la Argentina. Adelanto del Informe Plato Fumigado 2024 (Tercera Edición) de la Fundación CAUCE: Cultura Ambiental - Causa Ecologista y Naturaleza de Derechos.

Imagrrrre8

Cantos de Batalla

Naturaleza de Derechos
NaturalezArte 14/05/2024

Cantos compuestos por Fabián Pacheco (activista costarriquence) al ritmo de tambores e inspirados en la defensa de los bienes comunes y los derechos humanos y con la Dirección Musical de Javier Alvarado Vargas.

Imaguuuue16

El Plato Fumigado 2024.

Naturaleza de Derechos
15/05/2024

30 de Mayo 2024 a las 19 hs presentación del informe que analiza los resultados de los controles del SENASA sobre la presencia de agrotóxicos en los alimentos (período 2020/22).

Suscríbete al boletín para recibir periódicamente las novedades en tu email

Naturaleza de Derechos