El INTA suspende el proyecto de investigación que prueba el impacto de los agrotóxicos en los cuerpos humanos de la Argentina.

Tras censurar la reunión informativa del proyecto SPRINT, el INTA decidió suspender todas las actividades del proyecto en su capítulo argentino para evitar la propagación la información del daño que provoca el agronegocio.

Información 14/07/2023 Naturaleza de Derechos Naturaleza de Derechos
Foto Pablo Piovano
Foto Pablo Piovano

El INTA (Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria) continúa un derrotero de ocultamiento deliberado y malicioso de los datos que surgen del mapeo biológico humano realizado en pueblos fumigados de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del proyecto SPRINT (Transición Sostenible de Protección Vegetal: Un Enfoque de Salud Global) sobre los impactos de los agrotóxicos en la salud humana y el ambiente, subvencionado por la Unión Europea.

Tras censurar a la investigadora Dra. Virginia Aparicio y su equipo de investigación - responsable de SPRINT Argentina en representación del INTA - con la cancelación de la reunión informativa del 21 de Junio de 2023 en la que se iba a presentar públicamente un informe sistematizado de los resultados de la biomonitorización, el INTA - el 5 de Julio de 2023 - volvió a arremeter al poner en Stand By (SUSPENDER) el proyecto en su capitulo argentino, que el propio organismo aprobó  por resolución el 29 de Mayo de 2020. 

Además en la inteligencia de una directriz persecutoria ordenó el inicio de un sumario administrativo por el cual la responsable del proyecto SPRINT por la Argentina, Dra Virginia Aparicio, debe elaborar un informe detallado de las actividades desarrolladas hasta el momento, conteniendo toda la información "comprometida" y explicitada en el documento del Proyecto para el caso de estudio Buenos Aires Argentina, adjuntándose toda la documentación vinculada traducida por medio de traductor público nacional

Imagesssdsdss15

El argumento central para suspender el proyecto SPRINT en su capítulo argentino, segun se desprende de los fundamentos de la resolución administrativa firmada por Marino Dante Garmendi, Presidente del Consejo Directivo del INTA, es que las autoridades nacionales del organismo no comprendieron debidamente (sic) que el Acuerdo de Subvención de la UE, incluía dentro de los workpacakages y actas complementarias del SPRINT un estudio sobre las implicancias de los agrotóxicos en personas humanas. Pues, el proyecto SPRINT propone en su centralidad desarrollar una caja de herramientas que permita analizar los riesgos para la salud global y poner en común el conocimiento y los datos generados en investigaciones de Europa y Argentina para encontrar formas de apoyar una transición hacia una protección vegetal más sostenible.

De hecho, el 15 de Noviembre de 2021, el protocolo del estudio de investigación que involucra 10 países de la Unión Europea y la Argentina, fue publicado en una revista científica Plos One bajo el titulo "Collection of human and environmental data on pesticide use in Europe and Argentina: Field study protocol for the SPRINT project" del cual la investigadora Argentina Virginia Aparicio es coautora junto a unas decenas de científicos y científicas de otros países participantes del proyecto. 

En el trabajo publicado y que obra en el repositorio del SPRINT en su página oficial se apunta con total transparencia que "se presenta un protocolo de estudio destinado a determinar la presencia y los niveles de residuos de productos fitosanitarios en plantas (cultivos), animales (ganado), seres humanos y otras especies no objetivo (representantes del ecosistema) para la modelización de la exposición y la evaluación del impacto."

Se agrega que "para lograrlo, diseñamos un estudio transversal para comparar los sistemas agrícolas convencionales y ecológicos de toda Europa. Durante la temporada de cultivo de 2021 se han recogido o se recogerán muestras medioambientales y biológicas en 10 lugares de Europa que abarcan una amplia gama de zonas climáticas y cultivos."

Respecto de nuestro país se apunta que "un lugar de estudio adicional en Argentina informará sobre el impacto del uso de productos fitosanitarios en el cultivo de soja, que es una importante fuente europea de proteínas para la alimentación animal. Estudiaremos el impacto de las mezclas de productos fitosanitarios utilizando una metodología integrada de evaluación de riesgos. Se controlará el destino de los productos fitosanitarios en los medios ambientales (suelo, agua y aire) y en los hogares de los agricultores."

Finalmente se detalla que "esto se complementará con biomonitorización para estimar la absorción de PPP por humanos y animales de granja (vaca, cabra, oveja y pollo), y con la recogida de muestras de especies no objetivo (lombrices de tierra, peces, macroinvertebrados acuáticos y terrestres, murciélagos y gatos de granja). Utilizaremos los datos sobre residuos de productos fitosanitarios en matrices ambientales y biológicas para estimar la exposición mediante modelización."

Esta claro, que ante los resultados de la biomonitorización del capitulo Argentino del SPRINT (relacionados con la población humana que vive en los pueblos fumigados del sur de la Provincia de Buenos Aires) que muestran como nunca antes el nivel de impacto de los agrotóxicos en la salud humana - evidenciando una situación de riesgo de daño grave - tanto por la exposición directa (en el aire que se respira) como indirecta (en el agua y alimentos que se consumen) de la población de los pueblos fumigados a dichas sustancias, el INTA Nacional - atento a su vinculación orgánica histórica con el Agronegocio - procura por todos los medios desentenderse del SPRINT, observando con rigor formalista los procedimientos del estudio y alegando que se trata de un materia que no es de su incumbencia, sic, con el evidente objetivo de ocultar los resultados alarmantes que presenta el mismo

.

UN DEJA VU RUTINARIO

El INTA Nacional al focalizar y poner en observación las formas del Estudio e implementar solapadamente un mecanismo persecutorio con la cancelación de una reunión informativa, y pedidos de informes, explicaciones y aclaraciones a la investigadora Dra. Virginia Aparicio, tras suspender la investigación que involucra al organismo con el proyecto SPRINT, repite una lógica de facto que se da siempre cuando se presentan estudios, trabajos científicos o relevamientos sanitarios o ambientales en marcos institucionales que evidencian los impactos de los agrotóxicos en la población humana y el Ambiente.

 Imasssddge8

Andrés Carrasco, científico del CONICET aportó su conocimiento científico a la causa de los pueblos fumigados de la Argentina. Tras su investigación en el año 2009 que corroboró los efectos teratogénicos del Glifosato padeció la estigmatización y persecución de las autoridades del CONICET. Los resultados del SPRINT reivindica su labor científica.

Fue lo que ocurrió con el cientifico Andrés Carrasco - investigador del CONICET - cuando en el año 2009 adelantó los resultados de su investigación sobre los efectos teratogénicos del Glifosato, lo que le valió una cancelación y una campaña de desprestigio por parte de las autoridades del CONICET (en ese momento a cargo de Roberto Salvareza) en su carrera de 30 años como investigador científico.

Lo mismo sucedió con el médico, docente e investigador Medardo Avila Vasquez - fundador de la Red de Médicos/as de Pueblos Fumigados de la Argentina - cuando mostró los resultados del relevamiento sanitario en la localidad de Monte Maíz (Córdoba) - construido colectivamente con la población - en el año 2014. En ese caso, el rector de la Universidad Nacional de Cordoba, Juan Marcelo Conrero, solicitó un sumario administrativo y sanción contra Avila Vasquez por considerar que el estudio carecía de asidero científico y que además no había sido autorizado por la alta casa de estudios.

Image25dd

El médico Medardo Avila Vasquez en el año 2007 se consustanció y acompañó junto al Abogado Darío Avila al reclamo de las madres del Barrio Ituzaingó Anexo. Una lucha emblemática de los pueblos fumigados de la Argentina. En el año 2014 fue cancelado por las autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba, al publicar los impactos de los agrotóxicos en los cuerpos humanos.

.

En ambos casos, a igual que la Dra. Virginia Aparicio, en una muestra de ética científica ejemplificadora, no se guardaron ni retrasaron ni manipularon temporalmente los datos, todo lo contrario, los pusieron a disposición de las personas involucradas como de la sociedad en general, antes de la publicación de los respectivos papers, para que se tome conocimiento sin demoras y sin intermediarios de una información significativa que nos habla de una emergencia sanitaria y ambiental  que - como es usual - desde las cúpulas institucionales (funcionales y orgánicas con el agronegocio) se pretende minimizar y hasta ocultar.

.

.


LA DEMOCRACIA Y SENTIR COLECTIVO
DE LOS VOLUNTARIOS/AS
DEL PROYECTO SPRINT

Los datos totales del proyecto SPRINT serán conocidos en su integralidad cuando se publique el trabajo de investigación por la Dra Virginia Aparicio y su equipo en el marco del subsidio de la Unión Europea. Efectivamente el trabajo sobre los resultados en Argentina estará disponible en el repositorio del Proyecto SPRINT, más allá de la decisión intempestiva, arbitraria y autoritaria de la suspensión del proyecto en su capítulo local por parte del INTA Nacional, a partir del 5 de Julio de 2023, dado que esa información ya fue revelada y procesada, y se encuentra en vías a su publicación. 

Por lo pronto, en el ejercicio de la libertad de información y el derecho de acceso a la misma, atento a su transcedencia, relevancia e incidencia pública al estar relacionada con la salud pública y el ambiente, a continuación se detallan algunas cuestiones significativas que surgen de los datos parciales que los voluntarios y voluntarias del SPRINT dicidieron dar a conocer solidariamente, ante la censura explícita del INTA a la Dra Virigina Aparicio y su equipo de investigación. (Los datos se relacionan con 22 personas humanas y  2 establecimientos agropecuarios, todos anónimos).

.

LOS DATOS DEL SPRINT QUE ACREDITAN
EL DAÑO GRAVE QUE REPRESENTA EL AGRONEGOCIO
CON EL USO DE AGROTÓXICOS

Como ya se adelantó, en sangre, el total de participantes argentinos/as en el proyecto SPRINT, capitulo argentino presentó un rango de 2 a  10 agrotóxicos y la suma de concentraciones individuales estuvo entre 0,16 y 189,4 μg/L. Los agrotóxicos con mayor presencia en sangre en los 22 casos conocidos son: Bromoxynil (19), Fipronil Sulfone (16), Pirimicarb (15) y Clorpirifos (13). A su vez los metabolitos de mayor presencia fueron: DCCA-TRANS (21), DCCI-CIS (17), DEAMPY (14), 3-PBA (19), TCPY (19), DBCA(16). 

El Pirimicarb es considerado probable cancerígeno por la EPA.  Fue hallado en 11 alimentos en los controles del SENASA entre  los años 2017 y 2019 en toda la Argentina. Por su lado el Fipronil Sulfone y el Bromoxynil están catalogado ambos como posible carcinógeno humano y alterador hormonal-categoría 2.  Ninguno de los dos fue detectado como residuo en los alimentos en los controles del SENASA en el periodo indicado más arriba.

El Fipronil Sulfone y el Clorpirifos si bien hoy están prohibidos, al momento del relevamiento del SPRINT, estaban autorizados.

A su vez, en orina, el rango fue de 6 a 13 agrotóxicos y la suma de concentraciones individuales osciló entre 3,0 y 92,5 μg/L. Los agrotóxicos con mayor presencia en orina en los 22 casos conocidos son: 2,4-d (19), Glifosato (18) y como metabolito Ampa (17). 

Por último, en materia fecal, el rango fue de 0 a 18 agrotóxicos con concentraciones individuales que se ubicaron entre 0 y 759,4 μg/Kg. Los agrotóxicos con mayor presencia en materia fecal en los 22 casos conocidos son: Glifosato (21), Fipronil Sulfone (16), Deltametrina (10), Lambdacialotrina (10), Folpet (7) y Clorpirifos (7). 

Cuando hablamos de agrotóxicos en la sangre, eso significa que estas sustancias ya se encuentran en el sistema interno del cuerpo humano en un tejido celular esencial, lo cual, desde una perspectiva jurídica argumental, el riesgo de daño se acrecienta exponencialmente, ya que las sustancias halladas como el Pirimicarb, Bromoxynil (con registros activos) más el Fipronil Sulfone y Clorpirifos (hoy cancelados sus registros), además de la presencia de una serie de metabolitos, en una exposición crónica, de acuerdo a la información científica disponible, tienen capacidad para actuar como agentes cancerígenos y disruptores endocrinos. 

Imsssddffage19

.

RESPIRAR AGROTÓXICOS

A su vez se analizó la matriz ambiental: el aire que se respira en los pueblos fumigados. Concretamente se encontraron de 7 a 53 plaguicidas en las pulseras que se les colocó durante una semana a cada persona voluntaria del proyecto SPRINT (las pulseras capturaron las moleculas de agrotóxicos presentes en el ambiente). La suma de concentraciones individuales de los participantes argentinos/as (en su totalidad) estuvo entre 8,1 y 3.393,6  μg/Kg de agrotóxicos en el aire.

Los agrotóxicos con mayor presencia en el aire en los 22 casos conocidos de personas voluntarias del proyecto SPRINT Argentina fueron: Metolachlor (20), Atrazine (19), Azoxystrobin (16), Piperonyl butoxide (16), Fipronil (18), Fipronil sulfone (16), Propoxur (14), Prochloraz (12), Carbendazim (12), Trifloxystrobin (11).

m

Imagesssdds20

.

COMER AGROTÓXICOS

El proyecto Sprint capítulo argentino, también contempló un sub-grupo comprendido por consumidores/as, respecto del cual se analizaron sus alimentos de consumo. El total de participantes argentinos y argentinas presentó una exposición de agrotóxicos en un rango de 6 a 22 plaguicidas en las muestras de alimentos. La suma de concentraciones individuales estuvo entre 10,9 y 238,6 μg/Kg.

Los resultados muestran una concordancia con la cantidad de agrotóxicos detectados en 48 alimentos en los controles oficiales del SENASA entre los años 2017 y 2019 en toda la Argentina, que presentaron un rango de detección 1 a 37 agrotóxicos en frutas, hortalizas, verduras, cereales y oleaginosas.

En  la misma línea el equipo de investigación del Dr Damián Marino de la Universidad de La Plata en el mes de Noviembre de 2018 publicó un trabajo cientifico sobre el relevamiento de 35 agrotóxicos en un total de 135 de las frutas y verduras más consumidas en la Argentina. Se detectaron agrotóxicos en el 65% de las muestras totales. A su vez, se detectaron cinco agrotóxicos con frecuencias por encima del 10%, siendo el más alto el clorpirifos en el 25,9% del total de las muestrasNo es casualidad, hay causalidad: alimento fumigado, cuerpo humano con agrotóxicos.

Imassssddffggge12

.

ESTABLECIMIENTOS AGROPECUARIOS 

Por su lado, también se analizaron establecimientos agropecuarios. Se accedió a los datos de dos establecimientos revelados (sin detallar el sistema productivo) focalizando en el ganado vacuno como a  los resultados totales de la Argentina que dan cuenta de la presencia de agrotóxicos en orina en un rango de 1 a 12 agrotóxicos con concentraciones individuales entre 0,7 y 76,8 ug/l.  A su vez en materia fecal se encontraron entre 0 y 16 agrotóxicos en un rango de 0 a 475 ug/kg.

De los datos conocidos de los dos establecimientos agropecuarios que forman parte del muestreo del SPRINT surge que el Glifosato estuvo presente en todas las muestras de materia fecal de los 6 ejemplares vacunos analizados (3 por cada establecimiento).

En cuanto a los Alimentos para animales utilizados en los establecimientos agropecuarios revelados en el SPRINT Argentina se encontraron agrotóxicos en un rango de 5 a 25 agrotóxicos con concentraciones indivduales entre 26,1 y 4.828 ug/k.

Tambien se analizaron aguas superficiales de los establecimiento agropecuarios. El total de muestras analizadas en Argentina presentó un rango de 10 a 28 plaguicidas agua superficial. La suma de concentraciones individuales estuvo entre 253,1 y 5.861,4 ng/l

Por último, en esta categoria, se analizaron los polvos de hogar de dichos establecimientos. El total de muestras analizadas en Argentina presentó un rango de 43 a 86 plaguicidas en polvo del hogar. La suma de concentraciones individuales estuvo entre 1.698 y 77.449,8 μg/Kg. 

Imag55544445455e22

UNA INFORMACIÓN CIENTIFICA VITAL PARA LA DENUNCIA PENAL CONTRA LOS FUNCIONARIOS DEL SENASA

La información que arroja el SPRINT de los pueblos fumigados bonaerenses, pese a la orden de su suspensión por el INTA en el capitulo argentino, ya fue procesada y seguramente entregada a la coordinación general del proyecto con asiento en la Unión Europea. Y muy seguramente formará parte del listado de papers publicados en el repositorio del proyecto SPRINT que ya acumula una veintena de trabajos científicos publicados con la información surgida de las investigaciones realizadas para cumplir con sus objetivos.

Aún sin la correspondiente publicación, en razón de la entidad que tiene la información del proyecto SPRINT en su capitulo argentino - que se suma a otros relevamientos y estudios cientificos -, las autoridades regulatorias de la liberación comercial de los agrotóxicos en toda la Argentina (SENASA) no pueden permanecer al margen, tal como lo vienen haciendo desde hace décadas antes las evidencias inconstrastables de los impactos de los agrotóxicos en el ambiente, la biodiveridad y salud humana. 

Tal omisión encuadra en la tipicidad penal del incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos, cuya denuncia será presentada en los próximos días por decenas de personas afectadas por los agrotóxicos ante la justicia federal argentina.-

A su vez, la información del SPRINT, capitulo Argentino, representa una consolidación de toda la información disponible sobre la situación de riesgo de daño grave que implica la exposición a los agrotóxicos que refuerza la solicitud del inicio del proceso de revisión de riesgos por el SENASA. Tal solicitud ya se encuentra en tramite ante la justicia federal.

 

 

 

 

.

Te puede interesar
433232222

La Cámara Federal de San Martín ordena investigar penalmente las fumigaciones con agrotóxicos en Los Pioneros

Naturaleza de Derechos
Información 22/05/2024

Tras la intención del Juez de primera instancia de archivar la causa, el tribunal la consideró prematura y dispuso avanzar en la investigación ordenando medidas, entre ellas, tomar los testimonios de los vecinos y vecinas del barrio Los Pioneros, Campana (Buenos Aires), victimas de las fumigaciones y escuchar a los expertos y expertas sobre los impactos de los agrotóxicos en la salud y el ambiente.

Lo más visto

Suscríbete al boletín para recibir periódicamente las novedades en tu email

Naturaleza de Derechos